Condiciones

1. Protección de datos
De acuerdo con la Ley Orgániza 15/ 1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPDP), le informamos que mediante la cumplimentación de los formularios de solicitud de información y encargo de pedidos, da su autorización para que sus datos personales queden incorporados y sean tratados de manera automatizada en nuestra base de datos.
La finalidad de nuestra base de datos es garantizar la relación contractual con nuestros clientes, facilitar la gestión de los pedidos, realizar estudios estadísticos y enviar la información relativa a los productos realizados en Las Tartas de Gretel. Únicamente le solicitaremos los datos necesarios para estos fines y se le garantiza que en ningún caso serán cedidos para ningún otro fin. Para poder ejercer los derechos de acceso, rectificación, oposición o cancelación de sus datos puede dirigirse a info@lastartasdegretel.com

2. Jurisdicción y derecho aplicable
Las mutuas obligaciones contractuales surgidas en la realización y compra de un pedido se regirán e interpretarán de conformidad con el Derecho español, sometiéndose el comprador con renuncia expresa a su propio fuero a los Juzgados y Tribunales de Alicante. No será de aplicación la Convención de las Naciones Unidas sobre los contratos de compraventa internacional de mercaderías, hecha en Viena el 11 de abril de 1980, ni cualquier otra que la sustituya.
Sin perjuicio de lo anterior, Las Tartas de Gretel se reserva el derecho de acudir a los tribunales del país del comprador para reclamar cualquier cantidad que éste le pueda adeudar.

3. Modificación de las condiciones generales
Las Tartas de Gretel podrá, en todo momento y sin previo aviso, modificar las presentes Condiciones Generales, mediante la publicación de dichas modificaciones en la página web.

4. Aviso legal
La marca “Las Tartas de Gretel “ y su logotipo están debidamente registrados en la Oficina Española de Patentes y Marcas. Cualquier plagio del nombre, logotipo, diseños o uso indebido de las fotografías, que también son originales y propiedad de Las Tartas de Gretel, podría deparar el inicio de acciones legales contra el infractor.